DESCRIPCIÓN GENERAL DEL PARQUE NATURAL

VALORACIÓN DEL ECOSISTEMA

Los factores del medio físico son los responsables de la existencia de un determinado tipo de vegetación y fauna. Así clima, suelo, situación geográfica y la acción humana determinan, en conjunto, la vegetación y la fauna del área que marca la configuración actual del paisaje del Parque Natural Montes de Málaga.

La intervención del hombre en el medio provoca la existencia de escasos biotopos que se encuentren inalterados, así este Parque Natural debe su situación actual a la actividad humana, pasando de ser una zona eminentemente agrícola a una forestal debido a importantes repoblaciones en apenas 50 años. Este corto período de tiempo no ha permitido aún, que este espacio se convierta en un lugar idóneo para la consolidación de una vegetación y fauna de tipo mediterráneo, pero si bien es cierto que el pinar se encuentra en estado paraclimácico, no es menos cierto que la vegetación natural (climácica) pugna por reconquistar su área de distribución original, como lo ha hecho ya en algunas zonas gracias a los tratamientos que van encaminados a aclarar el pino en favor de las frondosas en los sitios en los que ambas especies comparten su hábitat. Asimismo no se ha podido establecer una comunidad animal compleja, o al menos no con toda la complejidad que la zona puede soportar, así es notoria la falta de grandes herbívoros, pero la regeneración faunística de tipo mediterráneo actualmente es bastante satisfactoria.

 

A. Definición del biotopo

A. 1. Relieve:

Presenta un relieve "pizarroso" de estructura litológica prácticamente homogénea, con una estratigrafía formada fundamentalmente por un sustrato de pizarras y grauvacas. En escasos lugares, se asienta sobre este sustrato otro formado por calizas y dolomías, lo que le confiere unas fuertes pendientes y laderas convexas, quedando marcado por un fuerte modelado de disección caracterizado por una red hidrográfica de tipo dentrítico. La pendiente generalizada es superior al 30%, aunque existen excepciones. Estas características del relieve provocan un fuerte encajamiento de la red fluvial. Tal estructura ha supuesto , históricamente , grandes dificultades para el trazado de las redes viarias, las cuales han de realizarse, generalmente a través de las cuerdas y dorsales del relieve que presentan menor disección y pendiente. No obstante , no presenta excesivos contrastes altitudinales, siendo la altura máxima de 1.031 m., en el monte de la Reina, y la altura mínima de 80 m. junto a los Molinos de San Telmo, con lo cual , el desnivel máximo dentro del Parque Natural es de 951 m.

A. 2.Suelo:

Es de escaso espesor, alcalino por encima de las cotas de 600-800 m., y ácido por debajo de esas cotas, con una textura dominante franco o franco-arenosa con abundante grava. Su composición petrográfica es de calizas, esquistos, filitas y cuarcitas.

Se aprecia un porcentaje deficiente de materia orgánica y un pH moderadamente básico. Se trata de suelos de permeabilidad media, dificultada por las fuertes pendientes y los sitios despoblados de vegetación.

Las áreas más fértiles se dan en los fondos de valles donde el espesor del suelo toma alguna importancia.

A. 3.Agua:

Las aguas proceden principalmente de las precipitaciones registradas, calculadas en torno a los 700 mm./año y con marcada torrencialidad en otoño-invierno, produciendo las mayores crecidas, así como el mantenimiento del caudal durante buena parte del año. Los períodos de recurrencia son de 7 años.

Las escasas precipitaciones de régimen torrencial y la naturaleza impermeable del terreno favorecen más las escorrentías que la infiltración, provocando grandes déficits hídricos durante todo el año y en especial de junio a octubre.

No existen cauces procedentes del exterior del Parque Natural (salvo la porción del Guadalmedina que atraviesa la zona de "El Francés"), pero la zona es cabecera de numerosos arroyos afluentes del río Guadalmedina. Existen cinco cuencas que drenan en este río, y son:

-Arroyo de las Vacas ( 812 Ha.).

-Arroyo Chaperas (1.532 Ha.).

-Arroyo de los Frailes (842 Ha.).

-Arroyo Humaina (1.100 Ha.).

-Arroyo Hondo (461 Ha.).

Apenas existen fuentes. Con caudal permanente, aunque variable, existe tan sólo una (la Fuente de la Reina). Existe otra con caudal estacional en la cabecera del arroyo Chinchilla (tributario del Chaperas). El resto de las formas de agua son artificiales, a base de depósitos o procedentes de minas como las situadas en Torrijos, Contadoras y Mayorazgo.

A. 4.Clima:

Se caracteriza por una precipitación media de 704 mm/año, con máximos pluviométricos en noviembre y diciembre, y una temperatura media de 17-18ºC.

Existen tres tipos de variedades climáticas:

- Mediterráneo Subtropical hasta los 400-500 m.

- " Marítimo hasta los 600-700 m.

- " Templado por encima de los 700 m.

Los vientos dominantes característicos de la zona son:

-Poniente: húmedo y templado.

-Componente sur: de gran intensidad y con aporte de lluvias.

-Levante: frecuente en verano, seco.

-Terral: da lugar a las temperaturas más altas en verano y más bajas en invierno.

 

B. Definición de la biocenosis

B. 1. Vegetación

Dentro del Parque Natural se pueden distinguir principalmente las formaciones de pinares de repoblación, encinares, alcornocales, vegetación de ribera y matorral de degradación. No obstante existe una flora importante por su diversidad aunque no por su cantidad.

El bosque paraclimácico de pino carrasco o de alepo, que cubre en la actualidad la casi totalidad del Parque Natural, es el resultado de su accidentada historia, algunos de los episodios de la cual es posible reconstruir gracias a la aparición de algunas manchas de vegetación climácica de quercíneas (encina en la porción inferior y alcornoque en la porción alta de la zona), así como de matorral de degradación. La vegetación es bastante homogénea, predominando las masas de Pinus halepensis procedente de regeneración artificial y, en la actualidad con buena regeneración natural, aunque presenta frecuentes ataques de Blastophagus y en menor grado de Procesionaria. Dicha especie se encuentra mezclada con encina, y alcornoque , principalmente.

La parte Norte (Los Frailes) tiene poblaciones no muy grandes de Pinus pinaster y Pinus insignis procedentes de repoblación en buen estado, aunque también hay pequeñas repoblaciones de Pinus pinea. En la parte más alta nos encontramos con la presencia de alcornocales en explotación, siendo en estas zonas donde se aclara el pino para favorecer el desarrollo de estos últimos.

No existe en el Parque Natural ninguna especie endémica que se conozca.

La escasez de trabajos selvícolas lleva a una densidad excesiva de sotobosque en muchas zonas.

Las zonas de pasto para las ovejas , en terreno público, son escasas y no muy buenas, aunque en fincas particulares nos encontramos con algunas áreas que gozan de buenas características para el ganado lanar.

En lineas generales, el estado de conservación del monte es bueno, detectándose solo efectos erosivos en las zonas desprovistas de cubierta vegetal.

En cuanto a las amenazas, cabe reseñar que la encina presenta, en el ámbito del Parque, un área escasa debido a que se ejerció sobre ella un aprovechamiento abusivo, además de una acción destructora por parte del ganado y el efecto de numerosos incendios sobre la zona. En la actualidad, su regeneración es satisfactoria, debido sobre todo a la labor de aclarado que se está realizando sobre los pinares mezclados con esta especie.

B. 2. Fauna:

El Parque Natural Montes de Málaga posee una fauna típica de la región mediterránea donde conviven especies comunes de Europa del Sur con unas pocas de origen septentrional. Su cercanía al Estrecho de Gibraltar, convierte a la provincia de Málaga en una de las principales rutas migratorias de aves, enriqueciendo su fauna con especies africanas.

La riqueza faunística, aunque no cuantitativa, es importante cualitativamente, máxime si se piensa en el corto período de asentamiento de esta repoblación(ha pasado de ser una zona eminentemente agrícola a una forestal debido a importantes repoblaciones en apenas 50 años). El principal problema radica en la escasez de agua (sobre todo en los meses de estiaje) y en la presión humana.

Aunque no se ha podido establecer una comunidad animal compleja, o al menos no con toda la complejidad que la zona puede soportar (es notoria la falta de grandes herbívoros), la regeneración faunística de una comunidad animal de tipo mediterráneo actualmente es bastante satisfactoria, lo que constituye un hecho de gran importancia científica, entre otras cosas, por la información que se puede obtener para la regeneración y protección de la gran riqueza faunística de Andalucía.

Entre las especies más características nos encontramos con poblaciones de jabalíes, siendo en muchos casos cerdos montunos, turones, zorros, tejones, ginetas, garduñas, comadrejas, conejos y una variada población de reptiles. También existen importantes poblaciones de aves rapaces (uno de los lugares con mayor densidad de águila culebrera de la provincia), tanto diurnas como nocturnas, estables y migratorias, aves gallináceas, palomas y una gran diversidad de pájaros. Además hay una población de ardillas.

camaleon.jpg (21665 bytes)Es de destacar la presencia del camaleón, especie muy escasa que tiene en este Parque Natural uno de los únicos enclaves de Europa donde habita.

En cuanto a la fauna piscícola, la nota dominante es su desaparición casi completa en el ámbito del parque Natural por la escasez de recursos hídricos (salvo la porción del Guadalmedina que atraviesa la zona de "El Francés").

Hay zonas acotadas para la caza principalmente del jabalí, el conejo, la perdiz, la tórtola, el zorzal y la paloma torcaz.